DESTACADA NOTICIAS

Chef de Cervecería Kunstmann recomienda sus preparaciones tradicionales favoritas

Como una manera de conmemorar la historia y el patrimonio gastronómico de Chile, Jaime Soto, el reconocido chef ejecutivo de Kunstmann desde hace más de 8 años, realizó una dedicada selección de sus mejores preparaciones con ingredientes 100% chilenos para festejar a la Cocina Chilena, que este próximo 15 de abril celebra su día.

Jaime Soto – Chef

Para el primer plato recomendado, Jaime escogió una plateada a lo pobre. Se trata de un tradicional corte utilizado en la cocina nacional y el favorito de muchos, debido a que se trata de una carne blanda y sabrosa, que bien hecha permite cortarla prácticamente con una cuchara. Su versión a lo pobre no deja de sorprender: “me gusta dejar cocinándola por varias horas con cebolla, ajo, morrones, aliños y, por supuesto, cerveza. Para acompañarla servimos con una con unas tradicionales papas fritas caseras, cebolla frita caramelizada y dos huevos. Es sin duda mi plato estrella”, indicó Soto. Y como complemento a esta delicia, el chef recomienda un maridaje con una cerveza de alta graduación alcohólica, por ejemplo, una Kunstmann Gran Torobayo o Doppelbock.

Plateada a lo pobre

El segundo plato que nos recomienda es un Salmón Sommer (o salmón cervecero), acompañado de un cremoso trigo de mote. Durante los últimos años, el salmón se ha convertido en una preparación tradicional chilena, en especial hacia el sur del país. Jaime recomienda cocinarlo con un toque de cerveza para darle aún más personalidad. “Para su acompañamiento, precoso el mote y luego lo salteo con champiñones, perejil, crema de leche y queso rallado. Una preparación que no dejará indiferente a nadie”, indica el chef ejecutivo. Para acompañarlo, recomienda una cerveza ligera, como una Kunstmann Lager Sin Filtrar o Gran Lager.

Inspiración gastronómica chilena

“Cómo olvidar los momentos compartidos con mi familia cerca del calor de la cocina, comiendo pan amasado recién horneado, o los asados de pierna de cordero que se cocinaban por horas a leña. La olla de fierro de la cazuela de osobuco era todo un espectáculo, era uno de mis platos favoritos que me inspiraron a seguir este sueño”, recuerda Jaime.

“Mi padre fue uno de los que también me motivó a cocinar, sus asados al palo y parrillas eran únicos, hasta el día de hoy los mejores que he probado. El momento más especial era cuando había que comer con la familia y amigos. Si quedaba bueno eran puras caras alegres y si no estaba tan bueno de todas formas te lo agradecían, porque estar al lado del fuego no es para cualquiera, esos momentos son únicos”.

También te puede interesar

sin Comentarios

    Dejar un comentario