DESTACADA GASTRONÓMICOS

Carla Salazar, Bartender: “Disfrutar de un cóctel es poder apreciar sus equilibrios organolépticos, su presentación, su aroma

Mi nombre es Carla Salazar más conocida como “ayekan”. Soy chilena, viví hasta los 19 años en Santiago y, posteriormente, en Buenos Aires- Argentina durante cinco años. Allí tuve la oportunidad de estudiar en la UBA Licenciatura en Ciencias Ambientales. En mi retorno a Santiago me empezó a dar mucha curiosidad la coctelería. Quería realizarme en algo que me permitiese viajar y conocer otros lugares del mundo. Así fue como me enamoré de este rubro desde el 2019 donde me dedico a estudiar, conocer etiquetas y crear cócteles nuevos. Pese a que llevo muy poco tiempo en el mundo de la mixología, soy muy estudiosa en base a mi curiosidad.

Ayekan es bartender del restaurant Verde Sazón en Barrio Italia

La mixología como carrera u oficio: Cuando estudié en la universidad tuve muchas materias relacionadas con la “química” y el “laboratorio”, por lo cual no fue tan ajeno el experimentar con la mixología y todo el arte que conlleva. Para mí la mixología es una carrera más donde debes estudiar muchísimo y ponerlo en praxis todos los días. A veces la gente o propios colegas ven este rubro como reproducir sólo recetas o cumplir con estándares de lo “fuerte” y “dulce” y no es así, o por lo menos para mí. Me proyecto a largo plazo y, a pesar de que estudio mucho, aún no me siento una mixóloga como tal. Espero que con los años mi trabajo demuestre que si lo soy.

Al momento de crear me inspira: En el paladar de amigos y familia donde voy entrevistando a cada uno sobre qué frutas, destilados, infusiones, bebidas, aromas etc. les gusta. De ahí me paro para ir mitigando y creando algo nuevo, como por ejemplo cuando me dicen “haz algo con Sandia” o “ay, amo el licor de sauco, ¿qué se puede hacer con eso?”. Aprecio mucho el intercambio emocional de crear un cóctel para alguien como una muestra de cariño ya sea para un amor, un amigo o un cliente.

Un ingrediente o producto predilecto: En este momento, con la carta de Verde Sazón, mi producto predilecto es el licor de berries casero que elaboro y ocupo de manera equilibrada en 3 cócteles, sin mencionar que le tengo un amor profundo a la pimienta y jengibre para darles ese picor que me encanta. No puedo abusar de estos recursos, pero creo que sería muy difícil desprenderme de ellos al momento de crear.

Mi mejor elemento en la barra es: Creo que mi capacidad de organización dentro de la barra para que todo salga bien. Soy un poco perfeccionista y eso junto con la buena comunicación que tenemos con mis compañeros de trabajo nos fortalece un montón como equipo.

Me encantan los cócteles: Más secos con notas cítricas. No soy muy fans de sabores dulces. Lo aludo a mi amor eterno por la yerba mate. En cuanto a destilados, mi destilado favorito es el Gin así que todo lo que tenga este destilado me enamora fácil.

Afrodita

Mi preparación estrella es: Mi regalón es el “afrodita” que me encanta. Está elaborado con licor de berries casero, syrup de jengibre, limón, agave, un toque de jugo naranja y coronado con tónica de flor de sauco. Se sirve en un vaso rock con hielo cubico y decorado con berries y menta.

Para beber recomiendo: Dentro de los cócteles que tenemos en carta en Verde Sazón puedo recomendar, además de mi coctel estrella, El “Sueño de una noche de verano”, creación de una colega y amiga Paola Quero. Este brebaje está compuesto por un macerado de gin con pimienta y jengibre, maracuyá, limón, agave y un top de espumante Brut. Muy rico para disfrutar.

El lugar que recomiendo para beber: Mis lugares favoritos para tomar tanto por el ambiente como por la coctelería son Siam Thai en Barrio Italia. La comida es deliciosa y los cócteles muy ricos. También Piso Uno, pues  tiene una coctelería de excelencia muy elegantes y bien equilibrados. Lo recomiendo mucho. Otro lugar que me encanta ir es Siete Negronis el ambiente es demasiado agradable y la barra excepcional. La verdad que es un gusto ir siempre, aunque ahora ha sido un poco triste no poder ir a todos estos lugares por la pandemia. Algo que disfruto mucho de mi rubro también es poder ser cliente y apreciar el trabajo ajeno porque uno sabe la puesta a lo que hace y por sobre todo el amor. Se agradece estando de frente a la barra.

Un aprendizaje: En mi vida, a pesar de tener experiencia en diversos rubros o estudios, creo que lo más importante que uno debe aprender es ser siempre humilde y competir con uno mismo. Complementariamente, ya sea en la coctelería o en mi día a día, siempre recordar ponerme metas y no quedarme quieta a nivel intelectual y que ese será el verdadero éxito. Y nunca olvidar que, aunque uno esté bien arriba, siempre se debe compartir el conocimiento con humildad. Ser soberbia en estos tiempos no aporta y te estanca.

Artemisa
( Pronto su receta en comomegusta.cl)

Admiro a: En cuanto al rubro admiro mucho a un colega, Angello Caldera Jefe de barra de Piso Uno. Él fue mi profesor en la escuela de Bartenders Chile y de ahí que tengo contacto con él. Siempre que tengo duda de algo o necesito ayuda le pregunto a él, por ser una persona sumamente inteligente y por compartir mi visión de que el conocimiento se colectiviza. Él siempre tiene muy buena disposición. Lo respeto mucho como mixólogo.

Sobre la mixología o coctelería chilena: En Chile falta mucha cultura etílica. En parte, la responsabilidad es nuestra como bartenders porque somos nosotros quienes educamos a los clientes y quienes debemos explicar. Es más, hoy a nivel internación es tendencia que las medidas del “strong” del destilado base estándar de los cócteles en vez de 60ml deberían ser 45 ó 50 ml tanto para un combinado como para el cuerpo de un cóctel. Algo que los clientes reclaman mucho porque lo que quiere la mayoría es algo “fuerte” y ahí es donde cae la disputa de que disfrutar realmente de un cóctel es poder apreciar sus equilibrios organolépticos, su presentación, aroma etc., y no sólo qué tan fuerte sea en cuanto a percepción alcohólica. Esperemos que, cuando volvamos de la pandemia y vuelvan abrir los bares, eduquemos a la clientela para que ellos mismo exijan cócteles de calidad y haya más ganas de subir el nivel como bartender y mixólogos.

También te puede interesar

sin Comentarios

    Dejar un comentario