RESTAURANTS

BANCHAN NARA: GASTRONOMÍA DEL PAÍS DE LOS ACOMPAÑAMIENTOS

Qué interesante es poder compartir con personas de otras culturas y mucho más conocer su gastronomía tradicional, para sentir otras emociones culinarias y regalonear al paladar con exquisiteces de otros lugares.

Así es que en esta búsqueda por disfrutar sabores distintos a los nacionales, nos dirigimos hacia Banchan Nara, de la carismática cocinera Helena Lee, el cual nace como tal en enero de este año, en el colorido Barrio Patronato.

Antes, hace cinco años, Helena y su madre, vendía kimchi (plato nacional coreano, una especie de plato que utiliza la técnica de la fermentación con nabo, pepino, col china, sal y, luego, salsa con ajo, jengibre o ajíes) y guarniciones coreanas listas para llevar en calle Río de Janeiro, también en Barrio Patronato. Mas con el propósito  de hacer más conocido el sabor coreano como tal, decidieron cambiar de local, donde actualmente funcionan.

La propuesta central de Banchan  Nara es entregar el sabor tradicional y original coreano desde una cocina de ¨casa¨ y bien que cumplen su cometido. Los fines de semana muchas veces se hacen filas para poder vivir la experiencia gastronómica de Banchan Nara y además, ya son muy queridos por quienes siguen una vida alimentaria vegana. ¡Estupendo!

Qué degustamos

Para compartir, y previo a este almuerzo, Helena nos sirvió diversos Banchan (acompañamientos) los que cambian día a día: ensalada picante de nabo blanco, cubos de papa, cubos de betarraga, jarabe de maíz, brotes de soya y maní tostado. Todo ¡tan rico!  y sanito.

Esto es muy típico y común en Corea. Es similar al pancito con pebre, salsas y/o mantequilla que ofrecen en este país antes de comer.

Así, gracias a la guía de Helena, continuamos nuestra degustación de cuatro exquisiteces, unas más picantes que otras, con el picor que comen los coreanos. ¡Así nos gusta… bien picante la cosa!

Entonces, junto a un tesito verde, nos deleitamos con un  Cheyukbokkeum, que son unas láminas de carne de cerdo salteadas con salsa picante. Buen sazón, sabrosos y muy calientitos. Siempre acompañado de arroz blanco.

 

Luego, seguimos con una de sus preparaciones estrella, favoritas de su clientela: Japchae,  fideos de camote salteados con carne y vegetales, suaves al paladar, casi transparentes, sin mucho picor…o será que con todo lo picante que degustamos, nos acostumbramos a ello?

E ideal para estos días nubladitos, las infaltables sopas.

Cuando visite Banchan Nara, afírmese lo picante de sus preparaciones. Son exquisitamente picantes ( nos encanta lo picante)  sobre todos sus sopas, las que son servidas hirviendo casi, para sentir mucho mejor sus sabores.

Nosotros, con “cara de fuego” y sin poder hablar mucho, comimos de buena gana la sopa  Yugkaejang, sopa picante, de carne de res y vegetales y la Kimchi chigue, sopa de kimchi.

Al vernos tan entusiasmados comiendo y con la incertidumbre del “the real” picor coreano, Helena nos comentó que lo que más caracteriza a la comida coreana es, definitivamente, el sabor picante, “La fuerte presencia de ajo en todas nuestras preparaciones y la temperatura de los platos que, en general, siempre se sirve y se consume súper caliente. Por lo mismo, nuestras sopas son servidas todavía en su punto de ebullición a la mesa”, señaló Helena.

¿Y en postre? Preguntarán los dulzosos. Bueno, la gastronomía coreana no tiene postre, como en occidente. En dicha cultura, se termina la comida con variedades de frutas o infusiones dulces frías.

Pero atención, pues pronto Banchan Nara elaborará una carta de postres saludables, donde hasta una persona que sigue la dieta vegana podrá consumir. ¡Qué lindo!

Qué encontramos

Ramen,  Haemul pajeon (  tortilla de mariscos y vegetales),  Sopa de tofu blando con mariscos,  Samguetan ( sopa de pollito relleno con  arroz dulce, dátiles, gingsen y especias medicinales; en  parrillas: Samgyopsal (panaceta de cerdo), Bulgogui ( carne de vacuno marinado en salsa agridulce); Veganos:  Haemul ( sopa de tofu blando piante), Doenjang chigue ( sopa de poroto de soya fermentado con tofu y vegetales) y Japchae ( fideos de camote salteadas con verdura, aceite de sésamo y soya), entre otras preparaciones.

Preparaciones Estrella

Casi todas sus preparaciones son muy pedidas, pero la que más atrae la atención de los comensales, por ser muy novedoso para los chilenos, son el Japchae Bap (fideos de camote con champiñones, carne de res y verduras) y el Teock Bocki (masas de harina de arroz glutinoso en salsa de pasta de ají picante, y en soya agridulce, que es la versión no picante).

Lo mejor de todo, es que estos dos platos, están también en modalidad vegana.

Lugar

Lo primero que llama, es su hermoso mural en fachada, colorido, creativo, lleno de vida y alegría.

Al sacarnos unas fotitos, dimos cuenta que era Banchan Nara, así es que la energía de este mural ya invita a entrar y disfrutar de su carta coreana.

El lugar es pequeñito, luminoso, acogedor y con sus murallas pintadas con diversos elementos del paisaje oriental. Sus colores predominantes son el blanco y el verde limón, los cuales dan vida al comedor principal, compuesto por unas cuantas mesitas.

Y por supuesto que la atención está a cargo de sus propios dueños, liderados por la simpática Helena Lee, haciéndonos sentir como en casa, pero en una casa coreana. Todo muy familiar, cercano, amigable.  Los comensales que se acerquen a Banchan Nara, tendrán una atención con explicaciones en sus mínimos detalles de los platos elegidos, recalca nuestra amiga Helena, a quien le deseamos el mejor de los éxitos.

Tienen que visitar Banchan Nara y seguir sus cuentas pues Helena además es una rockstar de la gastronomía, impartiendo entretenidos talleres de cocina coreana. Era que no. ¡Excelente…Cómo me gusta Banchan Nara!

Banchan Nara  en el Ciberespacio   

Instagram: @banchan_nara_chile

Facebook: banchan.nara

Encuéntralos en Loreto 260, Patronato, Santiago

Equipo Como Me Gusta

Texto: Caro Aliaga

Fotografía: Renzo Procaccio

 

 

 

 

También te puede interesar

sin Comentarios

    Dejar un comentario